El cable que no saldrá en Wikileaks: Wikileaks es una farsa

Fuentes: www.eltiempo.com

 
El sitio  que aboga por la libertad de información y por la transparencia universal de gobiernos e individuos, carece por completo de transparencia. Hasta el momento no se sabe a ciencia cierta quién está detrás de Wikileaks, de hecho, Wikileaks opera como la mafia: con un secreto total acerca de su organización. Assange ha llegado hasta extremos de suprimir cualquier información respecto a él, pero hay datos que no ha podido ocultar.
 
Para empezar tiene un hijo de 20, Daniel, quien públicamente ha hablado en contra de su padre:
 
"Cuando se trata de mujeres, él es una pesadilla... el hombre tiene su manera de hacerse muchos enemigos entre las mujeres".
 
Assange está acusado de violación en Suecia y fue arrestado en Inglaterra por dicha razón. Según lo que dice su propio hijo, nada tendría de extrañar que contrariamente a lo que él a ha dicho, no se trate de una persecución política sino de un hecho real. En el caso de las  mujeres que han acusado a Assange de violación, curiosamente medio mundo se alía con el victimario y no con las víctimas. Assange alega persecución política. Imagínense, un perseguido político que de una cárcel sale a una mansión y que tiene cuentas bancarias secretas donde le llegan no solamente dineros de generosos donantes individuales, sino de gobiernos y personajes millonarios interesados en financiar su proyecto de ¿libertad de información?
 
Wikileaks empezó como una empresa criminal: Robando información a través del Proyecto Tor, donde usuarios confiados en que sus comunicaciones se estaban conduciendo de manera segura, recibieron exactamente lo contrario. Un individuo que se hace llamar  "Jacob Appelbaum", quien fuera el vocero de Wikileaks en la conferencia HOPE (Hackers on Planet Eartht) en N.Y. este año, y cuya especialidad era robar llaves de encriptación de documentos, es el director de Tor y además miembro de Wikileaks. Extraña combinación: por un lado Appelbaum ofrecía  "transmisión segura de documentos" y por el otro se los robaba para pasárselos a Wikileaks. Tor tiene cerca de 1000 servidores dedicados a esto, Appelbaum tiene más servidores funcionado para él que ninguna otra persona en el mundo.  Se trata en lenguaje simple y llano de una operación de espionaje en la que participan diversos actores.
 
La fundación misma de Wilkileaks indica que fue un operativo de diferentes  organizaciones de inteligencia. Según quien se consulte  es un proyecto de los servicios de inteligencia israelíes, la infame Mossad, o de los mismos servicios de inteligencia de los EE. UU. Assange mintió públicamente acerca de quiénes eran los verdaderos fundadores de Wikileaks, dio los nombres de una "junta directiva", algunos de cuyos miembros se enteraron por la prensa de que eran parte de Wikileaks. Una revista estadounidense, "Mother Jones", denunció este hecho. Y no se trata propiamente de una revista de derecha, es una revista que ha estado defendiendo los intereses del pueblo de los Estados Unidos y del Tercer Mundo por décadas. Y dicen allí textualmente, "Tashi Namgyal Khamsitsang, un antiguo representante del Dalai Lama, recuerda haber recibido un mensaje críptico de WikiLeaks hace unos años, pero nunca dio su autorización para que lo pusieran de asesor. Noam Chomsky estaba listado como administrador voluntario de la página de Facebook de Wikileaks. Él no sabía de esto".
 
Y aquí es donde la historia comienza a ponerse interesante. El supuesto adalid de la "libertad de información" tiene extraños nexos con The Economist, de la cual recibió un premio, y para la información del lector casual, The Economist es controlada nada más ni da menos que por la poderosa familia de banqueros Rothschild, y en la misma revista hay un video clip acerca de Assange, su protegido.  En el video (abajo) pueden ver el video donde el "campeón de la libertad de información", recibe una taza de té caliente y es entrevistado por la revista de banqueros causantes de la ruina de medio planeta.
 
Apenas sería de sentido común que los Rothschild estuvieran temblando ante este hombre y no sirviéndole té y departiendo con él amistosamente ya que Assange ha prometido revelar los secretos de instituciones bancarias de los Estados Unidos, pero según parece de él no tienen nada que temer y es poco probable que Wikileaks revele ningún documento secreto acerca de las fechorías de los Rothschild. Según expertos de inteligencia The Economist es uno de los múltiples frentes desde los que opera la CIA. El analista político Kurt Nimmo ha detallado los más oscuros intereses de The Economist en el pasado.
 
No resulta muy difícil hacer las conexiones con el mundo financiero, donde los señores de la guerra se nutren de información distorsionada, falsa y cualquier operación negra que pueda adelantar sus intereses. Ahora medio mundo está defendiendo a Assange y a su supuesta operación de "libertad de información" porque publicó documentos "clasificados" con fines más que cuestionables, como veremos más adelante.
 
Tal vez ustedes lo desconozcan, pero existe un sitio paralelo a Wikileaks que ha publicado miles de documentos secretos, sin tanta fanfarria y cuyo fundador fue parte de Wikileaks, hasta que decidió abandonar la organización cuando una sospecha lo llevó a la conclusión de que Wikileaks era una gigantesca operación psicológica montada por la CIA misma. Pueden visitar el sitio Web Cryptome.org. Allí podrán encontrar todo lo que quieran saber sobre Wikileaks y que la prensa hasta el momento no se ha atrevido a revelar. Allí podrán ver cómo un vocero de Wikileaks que se hacía llamar Daniel Schmidt, renunció a la organización por las irregularidades en el manejo de los dineros que entraban a la organización: Mientras Assange recibía millones en donaciones, pedía a un ejército de voluntarios que trabajara gratis por su "noble causa". La única persona que sabe dónde están y de donde provienen los millones que Wikileaks ha recibido es Assange.  
 
John Young, el fundador de Cryptome.org lleva años publicando todo tipo de secretos en su sitio Web, por eso no pudo menos que reírse cuando vio que Assange estaba pidiendo sumas millonarias para publicar un sitio Web cuyo sistema operacional Young conoce muy bien y que además  asegura que su funcionamiento tan sólo vale una mínima fracción de lo que Assange afirma que vale.
 
Además de Young, decenas de voluntarios se han salido de Wikileaks y han empezado sitios que Web que sí cumplan con la función de crear una verdadera transparencia informativa.
 
En resumen, para todos aquellos que hayan llegado a pensar que la libertad de información tenía un nuevo aliado en Wikileaks, les tengo malas nuevas. Se trata simplemente de una operación negra más de los servicios de inteligencia. Su propósito: desestabilizar tanto a amigos como enemigos con las supuestas revelaciones que Wikileaks ha hecho sobre las guerras de Irak , Afganistán y los recientes cables diplomáticos.
 
Analistas de políticos de los servicios de inteligencia de los EE. UU. han llegado, por varios motivos, a la conclusión de que Wikileaks es una farsa total, una manera de desviar la atención sobre las intenciones reales del gobierno de los EE. UU. para imponer su hegemonía global. Todas las "revelaciones", o ya eran de conocimiento público o sólo han servido para adelantar más los intereses de los EE. UU.
 
Respecto a la guerra de Irak, las "revelaciones" indican que más de 65 mil iraquíes han muerto tras la invasión y ocupación de Irak y se describen en detalle las torturas que llevan a cabo las fuerzas militares iraquíes. La realidad es que el número de muertos sobrepasa el millón y por ningún lado se mencionan las torturas ejecutadas por los militares estadounidenses contra supuestos insurgentes. ¿No es una gran casualidad que en una filtración masiva de información estos "pequeños detalles" se hayan quedado por fuera? Tampoco se mencionan las operaciones de la Mossad, servicio secreto de Israel que opera libremente desde Irak y que ha venido asesinando a los científicos nucleares iraquíes. Se menciona convenientemente un supuesto flujo de armas de Irán a Irak, pero no se mencionan las operaciones de sabotaje y asesinato que los EE. UU. está conduciendo dentro de Irán. Se prepara de nuevo el clima para atacar militarmente a Irán, tras un supuesto llamado de gobiernos árabes para "cortar la cabeza a la serpiente".
 
Cosa más rara aún, en los cables que ha sacado Wikileaks... no hay ni un solo cable que mencione a Wikileaks. He aquí, una supuesta organización que está haciendo gran "daño" a la política exterior norteamericana y ningún embajador, cónsul, agregado cultural... ni siquiera un mesero mandó un cable de preocupación ante tan peligrosa organización. La información que ha salido, además fue compartida con grandes medios de prensa , como el New York Times para asegurar su "difusión". Extraño medio alternativo éste que en vez de funcionar por su cuenta, ahora depende de los medios mismos del sistema que dice combatir.
 
Organizaciones como Periodistas sin Fronteras, otro frente de la CIA, ya han salido en defensa de Assange, como si fuera un perseguido político. Assange es en verdad una creación de los sistemas de inteligencia, como en su día lo fueran Noriega en Panamá, Sadam Hussein en Irak y el mismo Osama bin Laden en Afganistán. El problema es que cuando el títere decide tomar vida propia, blandiendo machetes, fusiles o wikilazos, el amo no tolera desmanes y las ovejas descarriadas terminan pagando cárcel como Noriega, o colgados de una soga como Sadam Hussein. Hasta el PEN Internacional, que usualmente defiende a los escritores encarcelados por gobiernos represivos ha saltado idiotamente en defensa de Assange, quien ahora está "encarcelado" y siendo "torturado" en una mansión de un millonario, con platos de caviar, botellas de champaña y música clásica.
 
Fuentes de inteligencia asiáticas han confirmado que Assange se escapó de sus titiriteros para manejar el negocio por su cuenta, o más bien por cuenta de otros dueños. Según dichas fuentes el dinero recaudado por Wikileaks estaba siendo transferido a la Mossad, en vez de llegar a  sus "legítimos  dueños" en Langley, Virginia. Añaden  que después de que la CIA dejó de recibir su tajada un wikiliquero que iba por el nombre "Daniel Schmitt" se puso a cargo de la operación y "transfirió sus operaciones a Bélgica y Suecia esperando tener una base más firme en Islandia". Y añade la fuente citada: "Hay fuertes sospechas de que Wikileaks es otra operación gris financiada por Soros desde el espectro de la izquierda política. Por eso no es de extrañar que Wikileaks "denunciara" el supuesto espionaje de la ONU, Soros apoyaba el nombramiento de Mark Malloch Brown como presidente del Banco Mundial, y protegido del anterior secretario de la ONU. Un senador republicano, Norm Coleman, que estaba para reelección se oponía al favorito de Soros, entonces, creerlo o no, Wikileaks se volvió o mejor dicho siguió siendo lo que siempre ha sido, un instrumento de espionaje político. El wikilikero, "Daniel Schmitt", hackeó la lista de las personas que apoyaban a Coleman, robó números de tarjetas de crédito y direcciones y todo esto fue publicado en Wikileaks. El opositor de Coleman resultó siendo electo senador.
 
 
 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.