El Pentágono niega que WikiLeaks haya intentado contactar con ellos.

Fuente: www.europapress.es

 

El Pentágono ha desmentido que la iniciativa WikiLeaks haya tratado de contactar con ninguno de sus responsables para que les ayuden a confirmar la veracidad de 15.000 documentos internos del Ejército de Estados Unidos relativos a la guerra de Afganistán que tienen en su poder y que podrían hacer públicos en el futuro.
 
El portavoz del Pentágono, el coronel Dave Lapan, negó que ninguna persona perteneciente a WikiLeaks se haya puesto en contacto con ellos, si bien evitó pronunciarse acerca de qué podría ocurrir si el Departamento de Defensa se decidiera a colaborar con esta polémica iniciativa.
 
El Pentágono ya ha pedido a WikiLeaks que no haga público los 15.000 documentos secretos que les resta por desvelar debido a los peligros que tal acción acarrearía para la seguridad de los soldados estadounidenses en Afganistán.
 
Por otro lado, el jefe del Estado Mayor Conjunto del Ejército de Estados Unidos, el almirante Mike Mullen, afirmó la semana pasada que los responsables de WikiLeaks tienen las manos "manchadas de sangre" debido a que su filtración podría haber costado la vida a soldados estadounidenses y a civiles afganos.
 
A finales de julio, 2011 WikiLeaks hizo públicos más de 90.000 documentos internos del Ejército de Estados Unidos relativos a la guerra de Afganistán.
 
Esta filtración, de la que se acusa a un joven oficial de inteligencia del Ejército estadounidense que se encuentra bajo custodia, develó informaciones --que no han sido desmentidas-- tales como la presunta colaboración de la Inteligencia paquistaní con la insurgencia talibán o de la presunta existencia de 'escuadrones de la muerte' estadounidenses destinados a exterminar a los comandantes talibán.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.