"Lo de Libia fue una muestra de poderío para llevar al mundo hacia un gobierno mundial"

Fuente: Adrián Salbuchi

Las autoridades libias preparan sus fuerzas para combatir con una agrupación armada que presuntamente apoya a Gaddafi. La decisión viene tras tres días de enfrentamientos que han causado la muerte de, al menos, 2 personas y han dejado unos 40 heridos. Los expertos consideran que la violencia que sigue incendiando el país es la consecuencia logica y previsible de la invasión militar de la OTAN que tuvo lugar hace unos meses.

Las autoridades del Consejo Nacional de Transición (CNT) intentan controlar a estas agrupaciones armadas, pero algunas de ellas se niegan a reconocer al Gobierno actual.


El Gobierno libio asegura que se trata supuestamente de partidarios del régimen de Gaddafi y promete desarmarles.

Las acciones militares empezaron el 13 de enero en la ciudad de Garian, ubicada a 80 kilómetros al noroeste de la capital, y siguieron durante todo este pasado fin de semana. El domingo pasado llegó a Garian un grupo de ancianos de las tribus que intentó pacificar a las partes. Pero las acciones militares continúan y la situación sigue siendo tensa.

Los choques siguen también en Trípoli. Anteriormente en la capital se desató un tiroteo entre miembros de los grupos armados que acabó con al menos 5 vidas.

"La violencia era previsible"

El analista político internacional Adrián Salbuchi considera que la violencia que no cesa en Libia es una consecuencia previsible de la invasión militar.

"Las invasiones militares no hacen más que generar violencia y lo que hemos visto en Libia es la destrucción del país que realizó la estructura de poder global a través de la OTAN, como una suerte de muestra de poderío, como un aviso, como una amenaza no solo para Libia, sino para todo el mundo entero. (...) Si uno encima invade un país, destruye su orden social, que esto [la violencia] va a ocurrir, es absolutamente previsible y no pueden refugiarse en que no creían que esto iba a pasar, igual que en EE. UU. se pensaba que los iraquíes los iban a recibir como a los libertadores. Esto existe solamente en las películas de Hollywood", dijo Adrián Salbuchi a RT.

"Libia no es la última víctima en la cadena de agresiones occidentales"

"Libia tenía lo que un sistema occidental no tolera, tenía un banco central independiente y fíjense qué casualidad: todos los países que tienen bancos centrales independientes de este sistema de usura son blancos de agresión. No solo Libia, sino también Siria, Irán, Venezuela y como lo fue históricamente incluso Argentina", considera el experto.

"¿Cuál es el próximo? ¿Siria, Irán, Corea del Norte, Venezuela incluso?", enfatiza el analista.

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.