EE.UU. se disculpa con Guatemala por infectar a cientos de personas con venéreas

Fuente: Noticias Guatemala.

Estados Unidos (EE.UU.) pidió disculpas este viernes al Gobierno de Guatemala por los experimentos realizados por científicos de esa nación en los años cuarenta que ocasionaron que cientos de guatemaltecos se infectaran con enfermedades venéreas.

En un comunicado, la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, conjuntamente con la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, pidió perdón por parte del Gobierno de su país por estos experimentos que afectaron a cientos de ciudadanos en los años cuarenta del siglo pasado y los calificó de poco éticos e irresponsables.

’’Esos actos no son parte de los principios y valores del pueblo de Estados Unidos’’, dice el texto. (Aunque dichas prácticas o experimentos no han cesado hoy en día: ver: «Psicólogos cómplices de la CIA en la tortura» NdlR.)

El jefe de Estado guatemalteco, Álvaro Colom, comentó por su parte a la prensa internacional que mantuvo una conversación telefónica este viernes con el presidente de EE.UU. Barack Obama en la cual éste se disculpó con el pueblo del país centroamericano.

Adicionalmente, afirmó que estos sucesos constituyen ’’crímenes de lesa humanidad’’ en contra del pueblo del país latinoamericano.

En su conversación telefónica, los dos mandatarios acordaron conformar una comisión bilateral para analizar los hechos integrada por científicos de las dos naciones.

La comisión estudiaría una posible compensación para las víctimas que sobrevivieron a los experimentos o a los familiares.

Entre los años 1946 y 1948 unos 696 guatemaltecos fueron infectados a propósito con enfermedades venéreas por científicos norteamericanos que realizaban experimentos sin que los afectados tuvieran conocimiento de que estaban siendo utilizados como conejillos de indias.

Muchos de los infectados eran presos o enfermos mentales que no otorgaron su consentimiento para realizar el estudio.

En el caso de los hombres presos, se les hizo tener relaciones sexuales con prostitutas enfermas de sífilis o gonorrea o se les infectó directamente.

El objetivo de esta atroz investigación era un intento de EE.UU. de probar si la penicilina era eficaz para combatir la sífilis y la gonorrea.

El experimento contó con el respaldo de la Organización Panamericana de la Salud y el Gobierno guatemalteco de la época y estaba dirigido por el oficial médico del Servicio Público de Salud John Cutler.

Esta investigación, a la larga, afectó a más de mil 500 guatemaltecos.

Entre los problemas de salud que puede ocasionar la sífilis destacan complicaciones cardíacas, enfermedades mentales y la muerte.

Según la prensa internacional, no existe manera de saber cuántas personas pudieron restablecerse de la enfermedad o si el tratamiento aplicado fue el indicado.

El experimento se descubrió cuando la profesora estadounidense del Wellesly College, encontró archivos antiguos cuando llevaba a cabo una indagación histórica sobre Sífilis no Tratada en el Estudio Tuskegge.

En el comunicado, la canciller estadounidense manifestó la "vocación por el respeto irrestricto de los derechos inherentes a todo ser humano y el repudio a éste y cualquier otro procedimiento degradante e inhumano que violente la vida e integridad de las personas".

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.